¿Estirar el psoas? Espera…

Psoas iliaco

Seguro que si eres deportista y practicas ciclismo o MTB habrás oído hablar del músculo psoas, basta con buscar en internet y encontrarás muchas referencias sobre este músculo tan peculiar.

No es de extrañar ya que se trata de un músculo muy importante por su implicación en lesiones y molestias que como poco reducen nuestro rendimiento en la bici y pueden llegar a incapacitarnos para realizar pruebas de largo recorrido.

Sin entrar en demasiados detalles anatómicos la peculiaridad del músculo psoas reside en que se trata de un músculo poliarticular, es decir, desde su origen hasta su inserción atraviesa varias articulaciones, entre las cuales se hayan las vértebras lumbares y la articulación de la cadera, estructuras lo suficientemente importantes como para tenerlas en cuenta a la hora de cuidar este músculo.

¿Sientes molestias en la zona lumbar cuando llevas mucho tiempo en la bici?, ¿Sientes dolor en la ingle cuando realizas la pisada del pedal? Cuidado porque puede estar implicado el psoas.

Recordemos que el psoas y el iliaco intervienen en la flexión de la cadera, elevando la pierna, es cierto que la mayoría de estudios establecen como función principal del psoas, la estabilización de la columna lumbar, actuando sinérgicamente con los músculos estabilizadores de la columna, erectores, oblicuos externos, cuadrado lumbar y recto del abdomen.

Si os fijáis bien en la figura, por la posición del músculo, si aludimos a la lógica, podemos sospechar que si un lado está más tonificado, más acortado que el otro, puede alterar la estabilidad de la columna lumbar. Un desequilibrio en la columna lumbar puede tener consecuencias locales, creando presiones discales, irritaciones en los nervios espinales, subluxaciones vertebrales, contracturas musculares y a otros niveles, compensaciones en la columna dorsal y cervical.

Podríamos pensar que si encontramos un psoas acortado, sobrecargado, bastaría con estirarlo para solucionar el problema, pero la solución no es tan sencilla como puede perecer.

Volviendo a la figura , si un lado se encuentra acortado, el otro posiblemente se encontrará estirado, imaginemos el mástil de un barco, si el obenque (parte de la jarcia que sostiene el mástil recto) de un lado, está más corto que el del otro lado, el mástil se inclinará hacia ese lado, si queremos enderezar el mástil, qué debemos hacer, ¿estirar el obenque acortado o acortar el obenque estirado?.


Corremos el riesgo de estirar el obenque acortado y darnos cuenta de que el obenque estirado no recupera su longitud normal, en este caso el mástil se caería por falta de tensión en uno y otro lado, de igual manera si acortamos el obenque estirado podemos llegar a generar tal tensión en el obenque acortado, que partimos o rompemos el obenque acortado.

¿Cual es el problema, el psoas que se encuentra acortado o el del otro lado que está inhibido?

Un músculo que se mantiene acortado está facilitado, es decir, tiene el tono aumentado y sobrecarga, un músculo estirado se encuentra inhibido, es decir, se encuentra debilitado. En nuestro caso qué hacemos primero, eliminamos la sobrecarga relajando y estirando el músculo o fortalecemos el lado debilitado. Tenemos que tener en cuenta que el acortamiento de un psoas puede ser debido a la falta de fuerza del psoas contralateral.

Tampoco debemos olvidar que un músculo sobrecargado puede deberse a una respuesta de defensa por estar realmente débil, un músculo débil, puede protegerse acortándose.

Esto nos lleva a la conclusión de que no siempre es bueno estirar el psoas que tenemos acortado o con una sobrecarga, sin antes haber comprobado otros factores que intervienen en la causa del acortamiento del músculo.

Y llegados a este punto, los factores son tan numerosos, que es difícil establecer qué causa es la desencadenante de la asimetría sintomática del psoas.

Según mi experiencia clínica, en muchas ocasiones, encontramos un diafragma bloqueado que está interfiriendo en la función muscular del psoas, saber cual es la causa y cual el efecto es complicado, el diafragma mantiene relación con estructuras comunes en la columna lumbar, un hemitorax bloqueado por una mala función del diafragma puede provocar una hipertonicidad del psoas del mismo lado y una hipotonicidad del psoas contralateral. Debemos comprobar, por tanto, si queremos realizar un abordaje multifactorial, la capacidad diafragmática del torax, para ello comprobaremos la capacidad vital en apnea, comprobando si manteniendo el aire en los pulmones somos capaces de aguantar al menos 40 segundos sin respirar, nos fijaremos en el movimiento costal de ambos lados del torax, apreciando si alguno de los lados no se expande o existe diferencia significativa entre ambos lados, nos fijaremos si estando tumbados boca arriba, uno de nuestros pies se encuentra excesivamente rotado hacia fuera, por otra parte comprobaremos el tono y resistencia de ambos psoas, comprobaremos si existen problemas articulares en el cuello, a nivel de la tercera y cuarta vértebra cervical, es a este nivel donde sale el nervio frénico, que es el encargado de la inervervación motora del músculo diafragma.

Como veis cuando encontramos un psoas hipertónico o con sobrecarga, la solución en la mayoría de los casos, no solo pasa por estirar el psoas después de hacer ejercicio.

Mantener una buena capacidad diafragmática, una columna lumbar y cervical alineada, una buena estabilidad y equilibrio de la pelvis, son solo algunas de las consideraciones que debemos tener en cuenta y chequearnos de vez en cuando para que nuestro sistema neuromuscular funcione correctamente y no se produzcan alteraciones en la función muscular del psoas, músculo importantisimo, por otra parte, para conseguir un rendimiento óptimo en deportes de velocidad y fuerza.

Ebook:  " El origen de la lesión"

Cómo evitar lesiones identificando patrones físicos y conductas propias.
¡¡ Descárgalo gratis !!
About Author: Alberto Civantos
Osteópata, Titulado superior en terapias naturales RCU. Diplomado en integración clínica osteopática, Diplomado en osteopatía estructural, visceral y craneal. Formado en Kinesiología aplicada basada en neurología funcional, Preparador deportivo especializado en la optimización del rendimiento deportivo a través de la reflexokinesia (RK). Check your Motion international certified.Miembro de la Osteopathic sports care association.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *