Programa Bienestar

Cuídate todo el año de forma sana y natural

El programa bienestar está pensado especialmente para todas aquellas personas que quieren cuidarse y recuperar su bienestar con la ayuda de la medicina tradicional, carente de efectos secundarios, sin la utilización de fármacos y mediante técnicas no invasivas.


Ahora bien, debes tener claro lo que estas buscando:

Eliminar el síntoma

Si lo que buscas es eliminar el síntoma de la forma más rápida posible sin atender la causa que lo provocó , este programa no es apto para tí.

Solucionar el problema

Si lo que buscas es solucionar el problema de forma duradera y  potenciar la capacidad innata del organismo de autorregularse, este programa es el tuyo.


5 sesiones repartidas a lo largo del año que harán que te sientas sano, con vitalidad, con energía.


Para entender bien en qué consiste el programa bienestar debemos tener claro algunas particularidades sobre el funcionamiento del cuerpo humano.    

Homeostasis, capacidad de autorregulación

El cuerpo tiene la capacidad de regular su medio interno y adaptarse a los cambios, con el fin de mantener un estado óptimo de salud que garantice la supervivencia.

Sistema inmunitario

Son los procesos biológicos del organismo que le permite mantener el equilibrio interno frente a agresiones externas o internas. Nuestra mayor defensa. 

Sistema nervioso

Mantiene el control y la coordinación entre los órganos y estructuras corporales de manera que se adapten a los cambios continuos a los que estamos sometidos.

Sistema endocrino

Se define como el conjunto de órganos y tejidos que tienen la capacidad de segregar hormonas, estas son mensajeros químicos que regulan funciones importantes en el organismo.

El correcto funcionamiento del sistema inmunitario, del sistema nervioso y del endocrino, tanto por separado como en conjunto, es fundamental para que un individuo pueda disponer de un buen estado de salud. 

Dr. Fernando Fariñas Guerrero


  Recuperación -  Prevención - Mantenimiento


​Premisas básicas de medicina funcional dentro del programa bienestar

Regular el balance adrenal relacionado con desequilíbrios de la glucosa en sangre (estrés, ansiedad, Hiperinsulinismo).

Normalizar la función gastrointestinal y disminuir la exposición a antígenos (intolerancias, alergias, flora, estreñimiento, diarreas, cándidas)

Optimizar el metabolismo de los ácidos grasos esenciales (inflamaciones crónicas, dolores articulares)

Aumentar la capacidad de detoxificación del hígado.

Normalizar la producción de ATP (metabolismo celular, obtención de energía).

Normalizar la función inmune (sistema inmunológico).

Optimizar la función del sistema nervioso (alineación vertebral).


Qué obtendrás si realizas el programa bienestar

Al regular el sistema endocrino en relación con el sistema nervioso y el sistema inmune aumentamos y optimizamos la capacidad de autorregulación del organismo, sintiéndonos con más energía, más saludables y  pudiendo afrontar las situaciones cotidianas de estrés laboral, deportivo o social, de una manera más eficaz y menos agresiva para nuestra salud.

Aumentamos la capacidad de adaptación del sistema nervioso, para hacer frente a los cambios, tanto a nivel metabólico, físico y emocional, generando una sensación de plenitud y energía.


  Tú eliges cuando quieres realizar las 5 sesiones anuales.


En el programa bienestar combinamos las siguiente técnicas

Osteopatía

1

Osteopatía 

La osteopatía está referenciada como medicina complementaria por la Organización mundial de la salud. La osteopatía evalúa y normaliza disfunciones de movilidad en los tejidos del cuerpo humano, restablece el equilibrio en aquellas zonas donde se encuentra un bloqueo o limitación. No solo considera el equilibrio en la función del sistema musculoesquelético, también lo relaciona con la función visceral y craneal. 

Mediante esta disciplina, dentro del programa, evaluamos y corregimos alteraciones biomecánicas, ya sean musculares, articulares, o fasciales, que nos estén provocando dolor, molestias o incapacidades funcionales.

Kinesiología aplicada

2

Kinesiología y Reflexokinesia®

La kinesiología aplicada fue creada por el Dr. George Goodheart en 1964, se trata de una técnica que utiliza el test muscular como referencia para comprobar dónde existen alteraciones a nivel biomecánico, metabólico y emocional y relacionarlas entre sí para acceder al origen que ha provocado la alteración o el desequilibrio en el cuerpo. 

Mediante la reflexokinesia evaluamos y realizamos una aproximación diagnóstica de problemas metabólicos, sistema digestivo, sistema endocrino y sistema inmunológico con el fin de regular a nivel funcional y neurológico las premisas básicas de la medicina funcional.

Par biomagnético

3

Par biomagnético

El Dr. Isaac Goiz desarrolló un sistema para reequilibrar zonas del cuerpo, donde, a través de pares biomagnéticos, se advierte una respuesta neuromuscular, que se asocia a un desequilibrio en el pH en esa zona, bajo esta premisa y mediante la colocación de imanes de neodimio en aquellas zonas desequilibradas, pudo comprobar los efectos beneficiosos que producían en los pacientes, desarrollando y definiendo un protocolo de trabajo para ayudar a restablecer el equilibrio orgánico.

Mediante la utilización de los imanes, reequilibramos zonas corporales susceptibles de ​mantener un pH alterado. Disminuimos así la proliferación de virus, bacterias, hongos o parásitos patógenos.



Tienes derecho a sentirte bien, a eliminar o reducir los dolores articulares, los dolores de espalda, las migrañas, las molestias digestivas, a controlar tu peso, controlar el estrés...   no estás aquí para sufrir.


Cuota anual del programa bienestar

195 €


  CITA PREVIA


Artículo del mes

Cómo alimentarse para sentirte mejor y conseguir tu peso ideal

Todos sabemos lo importante que es alimentarse bien para tener buena salud y más importante aún si estas sometiendo a tu cuerpo a esfuerzos continuos, tanto físicos como mentales, como ocurre en los deportistas. Pero una cosa es ser consciente de la importancia de una buena alimentación y otra es tomar consciencia de cómo nos alimentamos.

Una vez que damos el paso de comprometernos para alimentarnos mejor, llega el momento de documentarnos y buscar información de cómo hacerlo, esto es una labor tediosa debido a la gran cantidad de información que existe sobre estos temas, si no tenemos tiempo, caeremos en la parálisis por el análisis y nuestro compromiso por mejorar, tambaleará.

Mis recomendaciones van en la dirección de facilitaros este trabajo, estas recomendaciones están ordenadas de mayor a menor importancia, aunque aquí, es cada uno el que debe decidir que es lo que necesita cambiar primero en su alimentación.

Si tuviera que decidir qué alimentos quitar primero de la dieta, yo elegiría el azúcar, ¡qué rico!, el croissant de la mañana, las magdalenas valencianas mojadas en cacao con leche, las cookies, el brownie, la tarta de queso, la mermelada.

Ahora habrá alguien que piense, ¡genial! yo no tomo nada de eso, y diga la típica frase: Yo no tomo azúcar.

Pues bien, si queremos eliminar el azúcar, no solo debemos quitar los dulces y bollería industrial, también el pan blanco, los espaguetis blancos, los macarrones blancos, es decir, los hidratos de carbono refinados, también los productos procesados y de estos últimos, si que existe una lista enorme.

Qué tal andas de la vista, porque lo que te voy a recomendar es que a partir de mañana leas todo los ingredientes de los productos procesados (aquellos que no son frescos o vienen en un envase). Por ejemplo, vas al súper a comprar unas lonchitas de jamón cocido, ¡Bingo! descubres que no solo lleva azúcar, también lleva leche y no sé qué más de nitritos, bienvenido al mundo de la industria alimenticia.

He de decir que no todas las marcas utilizan los mismos ingredientes, es posible que encuentres marcas de productos procesados que no lleven nada añadido.

Quizá lo que más llame la atención sea el tener que eliminar los hidratos de carbono refinados, la harina de trigo blanca y sus derivados, entre ellos la pasta.

Si a un deportista le dices que tiene que eliminar la pasta de su dieta, seguirá oyéndote, pero ya no te escuchará. Claro que hay que comer hidratos de carbono, pero mi recomendación es consumir hidratos de carbono integrales.

El hidrato de carbono refinado se ha sometido a un proceso en el cual es desprovisto del grano del cereal, quedando, únicamente partículas pequeñas de endospermo, compuesto por almidón y gluten básicamente.

Los cereales integrales al no haber sido sometidos a un proceso de refinamiento conservan todas las partes que conforman el grano del cereal: el salvado, la cáscara externa, el germen, embrión que hay dentro de la semilla; y el endospermo. Conservando así todos los nutrientes del grano, sobre todo mucha más fibra, más vitaminas y más minerales.

De cualquier manera tened en cuenta que los glúcidos, tan necesarios para el cerebro y el organismo en conjunto, se pueden obtener de las verduras y frutas. Comiendo estos alimentos a diario no necesitas azúcar para despertar y mantenerte activo.

Hay que tener en cuenta que hace unos 4.500 millones de años que existe la tierra y unos 2.500 millones de años que existe el hombre, llevamos comiendo cereales tan solo unos 5.000 años, y ya nos estamos dando cuenta que no son tan buenos y necesarios como pensábamos. Cronológicamente hemos pasado mucho más tiempo alimentándonos de bayas, frutos secos, semillas, raíces, carne, pescado, fruta, huevos, verduras, que los pocos años que llevamos tomando cereales, esto puede hacer pensar que no estamos tan adaptados a comer cereales como lo estamos a comer verduras, frutas, carnes y pescado.

¿Cómo afecta el consumo de azúcar al organismo?

Los hidratos de carbono simples, es decir, monosacáridos; glucosa, fructosa, ribosa y los disacáridos; sacarosa y lactosa, junto con los hidratos de carbono refinados, son carbohidratos de rápida absorción y por lo tanto la obtención de energía al tomarlos, también lo es.

¿Donde está el problema?

Normalmente algo que se obtiene rápido y fácilmente, suele durar poco y ya sabéis el dicho, después de la tempestad viene la calma, cuando nos tomamos un chute de azúcar nos sentimos con más energía, pero cuando pasa el efecto, nos sentimos casi peor, el efecto es rápido pero no mantenido en el tiempo.

Al detectar en la saliva la molécula de glucosa, que es un carbohidrato simple, le llega una orden al páncreas para que segregue la hormona insulina, porque sin la insulina, la glucosa no puede introducirse en la célula y por lo tanto no obtendríamos la energía.

El páncreas, como a cualquier otro órgano del cuerpo, le gusta trabajar lo justo y necesario para mantenernos con vida, cuanto menos tiremos de la batería más durará. Al ingerir hidratos de carbono simples, como son de rápida absorción, necesitaremos un aporte de insulina rápido e intenso para hacer frente a esa cantidad de glucosa, si lo analizamos gráficamente se produce un pico de insulina en sangre. El páncreas hubiera preferido producir la insulina progresivamente para ahorrar energía, pero que se le va a hacer, hay mucha glucosa en sangre que hay que metabolizar.

Glucosa, insulina, insulina, glucosa, siempre juntas, hasta que llega un día en el que la célula, ante tal acoso de insulina, cierra el paso, es como si dijera, ya tengo bastante gracias, no damos abasto para metabolizar tanta glucosa, esto provoca en la membrana celular resistencia a la insulina. Lo que se traduce en menos entrada de glucosa en la célula y al tener menos glucosa nos sentimos cansados, y qué hacemos, tomar más azúcar, y así hasta que llega otro día, que a parte de sentirnos cansados, nos damos cuenta que hemos engordado y decidimos empezar a tomar productos light o cero azúcar.

Los productos light o cero azúcar tienen la particularidad de tener el mismo sabor dulce que los que contienen azúcar, gracias a los edulcorantes. Como son productos con sabor dulce, la señal que le llega al páncreas es la misma que si tomáramos azúcar, por lo tanto el páncreas qué hará, producir insulina, pero donde va esa insulina, que busca desesperadamente a su queridísima molécula de glucosa, si no la hay, la insulina se quedará circulando por nuestra sangre y estaremos a las puertas de padecer diabetes de tipo II.

También he de decir que la resistencia a la insulina y el proceso descrito anteriormente puede estar condicionado por un estrés excesivo y altos niveles de la hormona cortisol.

Las recomendaciones van encaminadas a consumir carbohidratos integrales, además de tener todos sus nutrientes, son de absorción más lenta, es decir, no hacemos trabajar de forma intensa al páncreas y tendremos más horas de energía, se reducirá la glucosa en sangre y por lo tanto la insulina.

Si mantienes este hábito, cuando necesites obtener energía rápida, por ejemplo, antes de una prueba deportiva larga y necesites aumentar tus reservas ingiriendo carbohidratos simples, tus reservas serán mucho más efectivas ya que tu sistema nervioso no estará sometido al estrés continuo de consumir habitualmente carbohidratos refinados.

Un apunte al respecto, si compras pasta integral o cualquier harina integral, te recomiendo que sea ecológica, simplemente por precaución, en el grano del cereal es donde se puede almacenar más cantidad de tóxicos empleados para el cultivo del cereal, insecticidas, fungicidas, etc. Existen menos posibilidades de que encuentres estos tóxicos en la pasta integral ecológica que en la de producción masiva.

http://www.sifeme.com/consumir-cereales-integrales-reduce-la-mortalidad-cardiovascular/

Cuando comento que una recomendación es para tenerla en cuenta en un 90% por ejemplo, me refiero que puedes saltártela en un 10% de tu dieta, en cómputo quincenal, o como mucho semanal.

1º Recomendaciones para tener en cuenta en un 90%

  • Elimina el consumo de azúcar, por este orden, primero bollería industrial, galletas, bebidas carbonatadas, refrescos, helados. En cuanto a las bebidas, ten en cuenta que tu cuerpo solo reconoce el agua, cualquier otra bebida es algo extraño a lo que tendrá que hacer frente, para paliar el problema se recomienda tomar una cantidad de agua que sea el doble del líquido que hayas consumido, ya sea un refresco, leche, café, etc.
  • Sustituye los hidratos de carbono refinados por integrales (pan, pasta, sémola, etc.)
  • Reduce el consumo de hidratos de carbono.
  • Reduce el consumo de productos procesados que contengan azúcar.
  • Elimina en lo posible el consumo de gluten. Es un alimento pro-inflamatorio.
  • Reduce al máximo el consumo de productos procesados. En esta gran lista se incluyen los embutidos y carnes elaboradas, los platos precocinados y congelados, la comida preparada y envasada.
  • Reduce al máximo el consumo de lácteos de origen vacuno (Leche de vaca, nata, queso y yogures). El queso fresco o el de cabra es más recomendable. Si investigas un poco, descubrirás la infinidad de estudios científicos que concluyen diciendo que los inconvenientes de tomar leche de vaca son mucho mayores que sus ventajas, si es que las tiene.
  • Evita en lo posible las salsas.
  • Evita las grasas saturadas, son las que encuentras sólidas a temperatura ambiente, las encuentras en la grasa de origen animal (leche, nata, mantequilla, manteca, sebo, carne) también en algunos aceites vegetales (palma, coco)
  • Evita las grasas trans. son ácidos grasos que se forman en el proceso de hidrogenación en los productos procesados con el fin de solidificarlas y utilizarlas en diferentes alimentos para que duren más. Revisa los ingredientes de cada producto.
  • En lo posible no mezcles proteínas.

2º Recomendaciones para tener en cuenta en un 80%

  • Si consumes carne, no más de una o dos veces por semana, que sea carne blanca (pollo, pavo, pato). Si te preocupa no obtener el aporte diario de proteína, ahora podemos encontrar productos vegetales en el mercado que nos proporcionan un aporte añadido de proteína, como la quinoa, las semillas de calabaza, el tofu.
  • Reduce el consumo de carne roja y cerdo. Cuando la consumas date un homenaje y compra una buena pieza ecológica, un buen entrecot o solomillo. Obtendrás una proteína de calidad y estarás haciendo un consumo responsable y sostenible.

3º Recomendaciones para tener en cuenta en un 100%

  • Consume verdura fresca de temporada. Tanto cruda como cocida al vapor y acompáñala de aceite de oliva virgen extra, absorberás más cantidad de polifenoles y antioxidantes.
  • Consume frutos secos naturales, no tostados, de temporada.
  • Consume las legumbres cocidas en ensalada o guisos sin añadir grasas saturadas.

* Consume grasas insaturadas, son las monoinsaturadas, como el aceite de oliva virgen extra y las poliinsaturadas, las encuentras en aceites de semillas de girasol, soja y maíz.

Dentro de las poliinsaturadas, es muy bueno consumir ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 en proporción, lo encontrarás en pescados como el salmón, anchoa, sardinas, atún.

los ácidos grasos esenciales intervienen en la mediación de muchos procesos metabólicos, regulan y equilibran muchas funciones orgánicas, considéralo.

  • Consume fruta, la fructosa es también un monosacárido, pero la fruta contiene fibra y esto hace que la absorción de la fructosa se ralentice. Ahora bien, si lo tomas en zumo y no lo acompañas de la fibra, la absorción se dispara aumentando su índice glucémico.
  • Un apunte sobre la fruta, si la consumes a las 10:30 de la mañana y/o a las 17 de la tarde aprovecharás más sus cualidades.
  • Consume huevos. Son una fuente ideal de proteínas. Esto si que debes asegurarte que son ecológicos y que las gallinas tienen una alimentación adecuada.
  • Procura no beber mucho agua inmediatamente antes y después de las comidas, si lo haces, interfieres en el trabajo que hace el ácido clorhídrico, durante la digestión, en el estómago.
  • Respeta un ayuno de unas 12 ó 13 horas entre la cena y el desayuno.
  • NO obligues a tu cuerpo a comer si no sientes hambre. La sensación de sed es muy débil (a no ser que estemos deshidratándonos) y muchas veces la confundimos con tener hambre, tenemos la sensación de hambre y simplemente con beber un vaso de agua desaparece.
  • No entraré en la batalla de la cantidad de agua que hay que beber al día, aunque hay estudios que recomiendan 2 litros diarios, simplemente comentaré que si lo haces en pequeñas dosis y mantienes el sorbo en la boca unos segundos, uno, dos, antes de tragar, la hidratación será mayor.
  • Consume especias, la gran mayoría de ellas contienen muchos antioxidantes, la cúrcuma es un potente antiinflamatorio, jengibre, pimentón, canela, entre otras.

* Incorpora el ajo negro y el tomate seco en tus ensaladas, contienen casi todos los aminoácidos.

Resulta difícil obtener todos los nutrientes que nos ofrecen los alimentos, por un lado, porque los sistemas de producción masiva agotan los recursos de la fertilidad de la tierra donde se cultiva, de manera que la planta no obtiene del sustrato los minerales necesarios, y por otro lado, las vitaminas y minerales, sobre todo las vitaminas son sustancias muy frágiles que se degradan fácilmente, por eso debemos tener ciertos cuidados a la hora de cocinar los alimentos para obtener de ellos los máximos nutrientes posibles.

Afortunadamente siempre podemos recurrir a la huerta del pequeño productor o bien a los productos ecológicos.

Consideraciones a la hora de cocinar los alimentos

Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de cocinar los alimentos.

  • Debemos saber que cocinar los alimentos siempre ha ayudado a reducir la carga metabólica sobre el intestino, porque facilita la digestión y a la vez aumentamos la variedad de alimentos que podemos comer sin dañar nuestro organismo, ya que ciertos alimentos crudos resultarían tóxicos, como por ejemplo, las judías verdes y otras leguminosas que contienen faseolina, una proteína con propiedades trombóticas, esta proteína se degrada en la cocción. Pero también es conveniente el consumo de productos crudos, ya que de esta manera obtendremos todas sus propiedades beneficiosas.

Según un estudio reciente, una dieta solo de alimentos crudos se asocia a una reducción de la masa ósea y a menudo a bajas tasas de colesterol HDL. Y una dieta basada solamente en alimentos cocinados, puede reducir los niveles de antioxidantes que necesitamos para combatir los radicales libres. Por lo tanto mejor combinar.

  • Las bacterias patógenas que pueden contener algunos alimentos no resisten los 70º.
  • El calor, los rayos ultravioletas del sol y la oxidación del aire, promueven la degradación de ciertas vitaminas. Las vitaminas más sensibles al calor son la vitamina C y el grupo de vitaminas B. Por este motivo habrás oído que es mejor beber rápidamente el zumo de una naranja que mantenerlo en el vaso durante un tiempo, la oxidación de la vitamina C es muy rápida. De cualquier manera te recomiendo que tomes la naranja sin exprimir.
  • Según los tipos de cocción, sobre todo para verduras, la cocción en agua es la que produce más degradación de las vitaminas, seguido por la sartén y por último el microondas. La recomendación es realizar la cocción al vapor.

Los tiempos de cocción, cuanto más cortos sean, menos degradación se producirá.

  • En cuanto a los minerales, se pueden llegar a perder entre un 60% y un 70% en la cocción, sobre todo cuando cocemos con agua, en este caso, no por el calor sino por la disolución en agua. Lo bueno es que lo podemos recuperar si utilizamos ese agua para preparar una sopa por ejemplo o cocer un arroz.

Las verduras cocinadas en estofado, salteadas en una sartén, conservan un mayor aporte de los minerales.

  • Las crucíferas, como son el brócoli, coles, rúcula, rábanos y coliflor, contienen compuestos de azufre, que ayudan a combatir la bacteria Helicobacter Pylori e inhiben la proliferación de células cancerosas, gracias al Sulforafano. La cocción de estas crucíferas con agua o al vapor, elimina esta sustancia tan beneficiosa, la buena noticia es que no ocurre lo mismo si las cocinas al microondas o en la olla a presión. Recuerda por tanto cocinarlas en la olla a presión.
  • Dos alimentos que solemos utilizar mucho y que es mejor comer cocinados que crudos, son el tomate y la zanahoria, evidentemente se pueden comer crudos beneficiándote de sus propiedades nutricionales, pero no obtendrás los niveles adecuados de Licopeno, un pigmento de color rojo que aparece en el tomate y los frutos de color rojo. El licopeno es un potente antioxidante. En el caso de la zanahoria y también podemos incluir la calabaza, el contenido de betacarotenos es importante, otro pigmento de color anaranjado, que igualmente resulta beneficioso para la salud. En estos casos el calor produce la ruptura de las células vegetales y la liberación del licopeno y betacarotenos.
  • En cuanto a la carne y el pescado, la recomendación es NO cocinarlos a altas temperaturas, las carnes a la parrilla, en barbacoa o si es en el caso de la sartén, durante tiempos prolongados, provocan la liberación de aminas heterocíclicas debido a una reacción química entre los aminoácidos, azúcares y la creatina presente en la carne. Esta liberación de aminas heterocíclicas se ha comprobado que tienen la propiedad de inducir alteraciones en el ADN, aumentando el riesgo de cáncer. Al cocinar en parrillas o barbacoas, la grasa que se desprende de la carne y provoca la llama, activa el proceso.

Por otro lado, otras sustancias tóxicas, los hidrocarburos aromáticos policíclicos, producidos igualmente al cocinar a altas temperaturas la carne, también se han encontrado en carnes y pescados ahumados.

  • Evitar exponer la carne directamente a las llamas o a una superficie muy caliente de metal y evitar prolongar el tiempo de exposición de la carne a altas temperaturas. Voltear la carne continuamente sobre la fuente de alto calor, puede reducir considerablemente la producción de estos tóxicos.

http://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/dieta/hoja-informativa-carne-cocinada

Estas recomendaciones están avaladas por la experiencia de quién las han llevado a cabo para mejorar su salud y la gran mayoría, por estudios científicos que lo corroboran.

No obstante si tienes algún problema importante de salud, siempre es conveniente consultar a tu médico antes de cambiar tus hábitos alimenticios.

Comer de forma consciente, sabiendo lo que comes y para qué lo comes, beneficiará tu salud, te mantendrás en tu peso ideal y te sentirás con energía. Demuestra a tu cuerpo, a tu organismo, que lo valoras y lo aprecias tanto como tu vida, no es un cubo de basura. Y recuerda que siempre existe ese 10% ó 20% de comer lo que quieras.

  CITA PREVIA


C/ Serrano Jover, 6   entre planta.     Madrid 28015 (Metro Argüelles)

Avda. Isabel de Farnesio, 2  Boadilla del Monte.